Le deberían dar la Oportunidad a Ubuntu


Así como en los SmartPhone, en nuestros ordenadores tenemos diversas opciones de Sistemas Operativos con las cuales trabajar.
 
 
Windows, OSX, Linux. Éste último con un abanico impresionante de distribuciones, generalmente orientadas a públicos un tanto más específicos afines a una comunidad y/o actividad. No voy a entrar a debatir sobre distribuciones, y me voy a centrar en la que quizá es por el momento una de las más conocidas: Ubuntu.
 
 
Ubuntu es una versión de Linux con una concepción que parte de una filosofía africana:
 
 

Ubuntu es una regla ética sudafricana enfocada en la lealtad de las personas y las relaciones entre éstas. La palabra proviene de las lenguas zulú y xhosa.

Wikipedia
 
 
Así las cosas, esta versión de Linux como las demás es libre (gratis) y una de sus grandes particularidades, -desde mi punto de vista- frente a las demás es que cuenta con un gran respaldo económico para subsistir, lo cual permite tener una parte de su equipo de desarrollo pago. En otras distribuciones el desarrollo se basa en la colaboración entre entusiastas que donan su tiempo y conocimiento para mantener el sistema actualizado. Ubuntu tiene una gran cuota de voluntarios igual, pero el tener una base concentrada de lleno permite una evolución más periódica.
 
 
Atrás quedaron las épocas en las que un computador con Linux instalado era intocable a menos que fueras ingeniero de sistemas o entusiasta de la informática. Tan solo el término parecía vetado para cualquiera que quisiera asomarse a su entorno. Hoy es absolutamente diferente; al igual que Windows o Mac, cuenta con un entorno gráfico amigable y casi que podemos decir que es un sistema: Enciende y Usa, porque después de instalado estará listo para operar ya que cuenta con todo lo necesario para trabajar.
 
 
Yo lo conocí en el 2007, recuerdo que pasé días terminando de instalar porque aún estaba crudo y muchas cosas se debían hacer muy manualmente, pero así, a garrotazos conocimos esos términos tan comunes hoy como eran: Compilar, re-compilar, instalar y sobre todo, estrellarnos con la Terminal (lo que para Windows sería el D.O.S.).
 
 
Muchas veces me rendí y como cualquiera que desfallece me fui, generalmente por mi trabajo la dependencia a software como Photoshop, Illustrator, Corel y Flash, aún virtualizandolos no me permitía tener un matrimonio ideal. Volví meses después intentando de todo: Virtualizando Windows para usar software específico, instalando los dos sistemas, pero a la final, volvía a rendirme. Terminaba volviéndose incomodo estar yendo de un lado a otro.
 
 
Hoy después de 2 años de nuevo con Ubuntu, puedo dar fe de la madurez que ha adquirido. Con total confianza le recomiendo a Familiares y Amigos que lo usen y no han tenido problemas. La gente debe saber que existe vida más allá de Windows, que Word y Excel no son más que un procesador de texto y una hoja de cálculo que entendidos de esa manera cuentan con muchas otras alternativas y así, OpenOffice entonces no es un intento de imitación de Microsoft Office, sino una alternativa como muchas al procesador de texto, las hojas de Cálculo y las presentaciones (como PowerPoint).
 
 
En mi trabajo como Desarrollador Web, ya no echo de menos Photoshop, Corel o Illustrator (Flash aun existe?). Al inicio cuando me complicaba en algún proceso me detenía y me formulaba la siguiente pregunta: ¿Y si Illustrator no existiera más?, ¿Y si Photoshop dejará de existir? acto seguido, encontraba la solución.
 
 
Luego es que para mi, no hay nada más motivador cada mañana que encender mi ordenador y ver ésta pantalla dándome la bienvenida:
 
Blog heMega: Deberían darle la Oportunidad a Ubuntu
 
 
Enlaces de Interes sobre Ubuntu: UBUNTU COLOMBIA - COMUNIDAD HISPANA